12.23.2005

Clayton

La motivación de este espacio surge después de haber comprado una toda nueva cámara digital. Como un niño con juguete nuevo, es evidente que estoy en el período "fotografíe-todo-lo-que-se-mueva-y-lo-que-no", y en este afán, uno de los primeros sitios que he querido captar es la Zona del Canal, o lo que queda de ella. Tengo muchos recuerdos de infancia y vínculos afectivos con esa región, mi abuelo trabajó por más de 40 años en ese sitio cuya entrada estaba vedada para nosotros sus nietos. Aún así, tuve la oportunidad de ir en varias ocasiones con personas autorizadas y era para mí como estar en otro país. Muchos años después, casi en el ocaso de sus días mi abuelo tuvo derecho a una casa de la "zona", cuando ell cerro Ancón ya era parte de las áreas revertidas y sencilamente fue lo más.
Hoy, hice un paseo matutino por Clayton, una de las últimas bases que fueron entregadas a Panamá, con lo cual aún se conservan mejor unas cuantas cosas.

Área residencial de Fort Clayton
En la que vivían soldados y civiles, un 87% de las casas han sido remodeladas, además de el mantenimiento, la estética y arquitectura original ha sido alterada. Algunas son aceptables, otros, en su afán de hacer mansiones de apartamentos convencionales, han hecho gala de ordinariez a la enésima potencia. En resumen, ya no hay uniformidad en las casas, que en otra época eran mantenidas en su totalidad por el Estado Norteamericano.

Casa abandonada
Esta es una de las que no ha sido remodelada. La ARI no la asignó a nadie todavía, pero evidentemente tampoco le da mantenimiento.

Con motivo de mantener la cuenca del Canal, o tal vez por idiosincrasia, no lo sé; eran muy dados a mantener las áreas verdes en la "zona" como nunca he visto en otra área urbana de este país.

Los parques para niños no faltaban jamás, cada cierto número de casas había uno.



Ahora algunos juegos hay que clausurarlos. Otra vez, por la falta de mantenimiento puede resultar peligrosos o más bien peligrosos criaderos de Aedes aegypti.

Murder was the case

De manera que vamos viendo que eran muy dados a compartir en familia, sobre todo actividades físicas imposibles como esta:

Así es como planteaban el reto

Y este era el centro de entrenamiento:

Ya está un poco deteriorado por el tiempo, pero todavía sirve, yo lo comprobé :)

Hoy es de los Kiwanis, que de a milagro no te cobran por mirar la hierba. Aunque si piensas ir entrenar con un grupo de amigos, digamos tus compañeros del equipo de fut, prepárense para pagar un dolar y sencillo por cabeza.


De niña, siempre me llamó la atención señales de tránsito bilingües.


Estas son de las últimas que quedan.

Para nosotros el programa de "vecinos vigilantes" es relativamente nuevo.

Beware of the flirting eye

Los gringos por su parte tenían contaban con estas señales desde mucho antes.

De estas también quedan muy pocas

Nos agobiaremos todos, pero próximamente más fotos de la Zona del Canal, esta vez desde una base distinta.

3 comentarios:

halfmat dijo...

waka, muy bonitas las fotos, especialmente me gusta la 3ª, y la historia bien contada (Y)

wakalani dijo...

Me alegra que te guste. Gracias por visitar.

Crónicas y divagaciones dijo...

te exhorto a revisar los letreros de transeunte.
A diferencia de las señales internacionales, los traseuntes panameños tienen grandes nalgas (literal).